Marie - Una historia de amor

Fotografía de cubierta

(c)Rafael Plaza Aragonés

Escribí Marie en 2006, tras una idea surgida a dos días de que empezara ese año y a raíz del estribillo de una canción de los NickelbackSavin' me (de Dark Horse, 2005). Así que aproveché la inspiración justo también en un momento de bloqueo en la novela que estaba escribiendo, Los lobos y la estrellaA veces esos bloqueos se combaten desconectando y buscando otras voces, de modo que no lo dudé, pero me obligué a que no me extendería mucho y simplemente me dejaría llevar. Dicho y hecho. A los tres meses la terminaba. 

Ahora Marie está en fase de nueva edición y se publicará en EDICIONES ATLANTIS

 

PRÓXIMAMENTE A LA VENTA EN LA WEB DE LA EDITORIAL, AMAZON, CASA DEL LIBRO Y OTRAS LIBRERÍAS



Sinopsis

1973. El Francés es un jugador y músico que acaba de salir de la cárcel. En la visita a un antiguo mentor y amigo conocerá a su sobrina, Marie Martin. Juntos emprenderán un viaje de este a oeste de Estados Unidos. Él por una penitencia y una venganza, ella para comenzar una vida nueva al lado de su hermana.

 

Largos viajes en tren y automóvil pasando por Chicago, Denver o Salt Lake City que los llevarán a encuentros y desencuentros con amigos, enemigos y antiguos amantes. En medio, partidas de póker y más envites a ilusiones para llegar a su destino que quizás es un principio o un final definitivos.

 

Pero ¿qué encontrarán realmente en ese viaje y con quién están jugando la partida más importante?    

BibliotráilerEs



CRÍTICAS DE LOS LECTORES

  • «Hace tiempo que leí Marie y desde entonces no ha salido de mi cabeza. Una historia pequeña que te engancha porque llegas a sentir que sus personajes son reales, que alguna vez los has conocido y te es imposible no empatizar con ellos. Se disfruta cada página y deja huella. Lo que más me ha sorprendido y maravillado ha sido tu capacidad para meterte en el personaje masculino y describir sus instintos puramente masculinos. Y, sobre todo, expresar tan bien cómo a un hombre que tiene todo claro en su vida le puede cambiar su visión cuando «la mujer», ella, la que te hace sentir cosas con solo mirarla, cosas que ya estabas convencido de que no existían y que si una vez hace tiempo pensaste que lo sentías, lo atribuyes a la inexperiencia del pasado, se le cruza en el camino». Jorge Moreno
  • «Inteligente y apasionada. Así definiría tu romántica novela Marie, en la que tu personalidad brilla por todas partes. Mezcla tu característico sentido del humor con circunstancias difíciles de la vida, tan perfectamente descritas que piensas que esas experiencias han debido ser vividas de alguna forma. Un viaje sorprendente por el sentimiento del amor verdadero con las complicaciones que ello conlleva.Un pensamiento que deja en el aire: "siente pasión por la vida y disfruta de cada momento". Prometedora carrera literaria a la vista, Mariola». Victoria
  • «Creo que la tarea de un buen escritor es hacer que sus lectores se fundan con la obra durante la lectura, lo has conseguido sin lugar a dudas». Eugenia.
  • «¡Uf, Mariola! Ni te imaginas lo que va a ser volver a revivir una historia tan sincera, pasional y maravillosa como esta. Un viaje iniciático en toda regla, de esos que cuando terminas sientes que algo te ha cambiado por dentro. ¡¡Enhorabuena!!». Nuria (domingo, 10 noviembre 2013 20:09)
  • «He pasado un rato estupendo leyendo Marie. Se hace ligera a pesar de que los personajes lleven tanta carga personal. De hecho, al final, uno desea que hubiera algunas páginas más para que se hubiera prolongado su aventura y hubiéramos podido acompañarles más tiempo». Fátima N. (viernes, 29 noviembre 2013 14:19)
  • «Algunos amigos creen que es reciente la bonita forma de escribir tus relatos y describir tus personajes. Pero lo que no saben, es que esas descripciones cargadas de adjetivos y ricos vocabularios, que hacen que te adentres en la novela y que parezca estar viviendo con los personajes, es el resultado de toda una vida puliendo esa manera tan particular de escribir. Sigues fiel a tu pluma, a aquellos pequeños cuentos cargados de calificativos , y que las demás por mucho que nos propusiéramos copiar, éramos meras imitadoras. Ante una envidia sana, los premios siempre fueron para tí, no por ser quien eras, sino porque realmente te los merecías. El tiempo lo ha demostrado. Felicidades. Has sabido mezclar una novela con tintes negros y su punto de rosa. Has llevado la intensidad en la historia hasta su final, como hacen los grandes escritores. Algún día te darán el premio grande, el verdadero y el que te mereces. Ojalá sea pronto». M. C. Ruiz (lunes, 28 julio 2014 18:51)
  • «De tanto decirlo suena a tópico, pero es verdad. Siento una envidia tiñosa de tu forma de escribir. ¡Hay tanta pasión en los personajes! Cada uno es un mundo completamente diferente a los demás, recreado hasta en su más ínfima orografía. Incluso aquellos que se asoman nada más que un párrafo. Los siento vivos, respiran, son tan... humanos. En cuanto a la historia, sin duda merece ser contada. El lenguaje negro y cortante que utilizas encaja a la perfección con esa violencia contenida que recorre como electricidad cada palabra del libro y salta de página en página (incluso en los pasajes más tórridos) hasta un final... como Dios manda. Si hay algún tipo de justicia literaria, algún día no muy lejano alguien con medios suficientes reparará en esta pequeña joya y le hará un merecido monumento». Roberto del Sol (viernes, 17 enero 2014 22:38)
  • «Desde el principio, el lenguaje barriobajero y la personalidad arrogante y pendenciera del Francés captan la atención de una historia en la que la primera parte es como asistir a una escalada de alto riesgo a cargo de dos personas a las que tan solo les une llegar a un destino y compartir el viaje. Página tras página, la autora consigue que el lector esté atento a la evolución de esa relación que a pesar de no ser nueva por sí misma, si lo es el entorno y la forma en que las relata. Casi da la sensación de que de la evolución de los personajes se encargue Marie quien va moldeando al francés sin más esfuerzo que plantándole cara y ganándose su confianza y cariño con su ilusión y afán por aferrarse a la vida. Pero a mitad de la novela, el tiempo parece detenerse entre las hojas del diario de Marie y es aquí donde la obra toma un giro en el que los casinos, el viaje y el pasado pasan a un segundo término para dejar aflorar una historia de amor con toda su intensidad. Leer por escrito los sentimientos de Marie es algo que el Francés no encaja, sumergido entre miedos de los que se va a arrepentir. Ya no hay opción a nuevas apuestas y esta realidad le hace tomar una decisión que va a marcar el final de la novela. A partir de este momento, cada página se convierte en un desasosiego para el lector que navega entre situaciones de esperanza y de desespero. Es otro “tempo”; es otro lenguaje en el que los diálogos en francés toman protagonismo. Es otro decorado, son otro tipo de amistades. Hasta que una punzada de dolor y de rebelión se apodera del lector, maldiciendo a Mariola por haber acabado cumpliendo con el estribillo que la inspiró: “Dilo por mí, dímelo y dejaré esta vida atrás. Dilo si merece la pena salvarme”. Una gran historia, Mariola, relatada con pulcritud y con una marcada coherencia en los hechos, en las secuencias y en el desarrollo de la trama para mantener al lector con las emociones a flor de piel. Felicidades, Mariola». Carme Barba (domingo, 16 febrero 2014 14:50)
  • «Mariola, para mí tú eres una escritora excepcional. Os invito a que leáis MARIE. Un relato con intrigas, momentos calientes, acción. Engancha». Rafael Plaza (jueves, 03 julio 2014 20:50)
  • «Mariola, ya te lo dije el sábado y te lo vuelvo a decir ahora: Marie es una preciosa historia de amor que me enganchó e hizo que me la leyese casi entera en una mañana». Juani (lunes, 07 julio 2014 16:23)
  • «Acabo de leer MARIE. Me he quedado muerta. Con el paso del tiempo has cogido solera, amiga. ¡Vaya pluma! ¡Qué descripciones! Ya te digo, sin palabras... Realmente sublime... Ojalá y sigas produciendo literatura fina y haciéndonos disfrutar. ¡Ole tú!». Lourdes (martes, 15 julio 2014 09:10)

Fragmentos


Escribir comentario

Comentarios: 0